Conquista del Tahuantinsuyo o Imperio Inca

La conquista de Tahuantinsuyo o Imperio Inca es la más grande de toda América precolombina. La cual comenzó con la llegada del europeo Francisco Pizarro a Tahuantinsuyo en el año 1532. Transformando la vida de todas las comunidades de los Andes peruanos. Pues, su llegada conllevó a cambios económicos, sociales, políticos y religiosos. Pues, muchas veces obligando a los indígenas adoptarse a esta nueva perspectiva de vida. Descubre aquí, todo sobre la conquista de estas tierras peruanas.

Noticias del Perú

En el año 1513 fue descubrieron el océano Pacífico, expandiéndose por toda Europa la noticia de la existencia de tierras al sur, donde había abundante oro. Esta información fue comunicada por el hijo del cacique Comagre, quien se llamaba Panquiaco. Incluso, se escuchaban algunos rumores que esas tierras estaban dirigidas por hombres poderosos.

Durante las navegaciones españolas de la época, la leyenda del oro al sur de América estuvo siempre presente. Por eso, en la exploración realizada por el capitán Francisco Becerra al Golfo de San Miguel se escuchaba esa misma historia.

De igual forma, cuando Pascual de Andagoya avanzaba en sus expediciones hacia el sur, era con el propósito de conseguir el ansiado oro. Así, todos los conquistadores imaginaban y querían obtener este metal tan valioso, tal es el caso de Francisco Pizarro.

Los socios de la conquista

Francisco Pizarro y Diego de Almagro se asociaron con el clérigo Hernando de Luque y el banquero panameño Gaspar de Espinoza, quien apoyaría económicamente la campaña conquistadora. La cual iba a salir desde el puerto de Panamá con la autorización del gobernador.

Una vez logrado su cometido se iban a repartir las tierras y las riquezas entre los inversionistas de la expedición. Así, firmaron un pacto en Panamá donde se reunieron todos los socios de la conquista. La cual estaba integrada por:

  • Francisco Pizarro: capitán y líder.
  • Diego de Almagro: dirigía la logística de la alimentación.
  • Hernando de Luque: gestionó el apoyo económico.
  • Pedrarias: aportó el apoyo político.

Viajes hacia el Tahuantinsuyo

Los viajes de la conquista del Tahuantinsuyo comenzaron el 13 de septiembre de 1524, cuando los socios conquistadores salieron de Panamá para emprender su primer viaje. La ruta que siguieron fue hacia el sur, en la costa del Pacífico, conocido actualmente como Panamá y Colombia.

Sin embargo, el recorrido fue duro y muchas veces desalentador. Pues, la expedición regresó a Panamá sin cruzar la actual Colombia. Debido a que, no tenían los recursos suficientes para seguir su viaje. Además, de todos los enfrentamientos que pasaron con los indígenas nativos de la zona que querían conquistar.

El primer viaje (1525-1525)

Los socios conquistadores comenzaron sus navegaciones abordando toda la costa, por el océano Pacífico. Llegando algunos lugares inexplorados que llamaron Puerto del Hambre y Puerto Piñas.

Luego, se dirigieron más al sur donde fueron atacados por indígenas nativos y Diego de Almagro pierde un ojo. Por ese motivo, tuvieron que incendiar el pueblo, al cual llamaron Pueblo Quemado.

El segundo viaje (1526-1527)

Una vez llegado al río San Juan, Diego de Almagro tuvo que regresar a Panamá porque se encontraba herido y no podía combatir. Sin embargo, Pizarro continuó su expedición hacia el sur para llegar a Perú. No obstante, los soldados se quejaron ante el nuevo gobernador de España, quien ordenó al capitán Juan Tafur que la embarcación debía regresar de inmediato.

De esta forma, Tafur logró alcanzarlos en la Isla de Gallo. Pero, en ese momento Pizarro pregunto a sus soldados “quieren regresar pobres”, sin dinero o fama, o “continuar a Perú, para ser ricos”. De esta manera, solo trece hombres decidieron continuar la expedición con Pizarro.

Los conquistadores y sus hombres navegaron por todas las costas hasta que llegaron a Tumbes. En ese lugar, fueron recibidos por los indígenas, quienes los atendieron ofreciéndoles maíz, frutas y chicha. Después, de aproximadamente medio año regresaron a España para pedirle al Rey Carlos I, la orden de conquista el lugar encontrado.

Tercer Viaje

Al obtener el permiso de la Corona española, Pizarra comenzó reclutar personas para su nueva expedición. Entre ellos, algunos familiares y amigos de su tierra natal.

Luego, el 1531 salió de Panamá con más de 200 hombres para la conquista de Tahuantinsuyo o Imperio Inca. Así, llegaron a la isla de la Puná donde desembarcaron. Pero, después de algunos días de estancia pacífica los nativos comenzaron atacar al no observar reciprocidad de su parte.

No obstante, la fuerza y todas las armas hicieron a los españoles vencedores. Posteriormente, desembarcaron en Tumbes donde tienen conocimiento de que Huascar y Atahualpa batallaron para conseguir la sucesión del poder. Obteniendo Atahualpa el triunfo de la guerra.

La Captura Del Inca

Una vez fundada la primera ciudad conquistada por los españoles, ubicada a las orillas del río Chira en Piura.

Los conquistadores comenzaron a navegar nuevamente hasta llegar a Cajamarca. Allí, Pizarro ordenado que las tropas se instalarán en la ciudad y, luego se dirigió al Inca tener una conversación.

La toma de Cajamarca

Después, de conversar en una entrevista con el Inca en Cajamarca. Quien le reclamó por haber tomado objetos que no le pertenecían durante todo su navegación por las diferentes islas. Accedió acompañarlos a un gran cortejo de sacerdotes, bailarines, músicos y guerreros.

Pero, al llegar a la plaza el fray Vicente de Valverde comenzó a leer el requerimiento, el cual era traducido al Inca por Felipillo. Sin embargo, Atahualpa al no comprende la situación arrojó al suelo la Biblia que el fray le había dado. Lo cual molesto mucho a los españoles, quienes comenzaron atacar a los indígenas.

En vista de toda esta situación tan incierta el Inca, cayó de la hamaca y fue tomado por el ejército español como prisionero.

Muerte de Atahualpa

Luego de ser capturado Atahualpa, ofreció a los españoles plata y oro para establecer un pacto con los conquistadores. Lo cual fue entendido por los españoles como un rescate al estilo occidental.

Sin embargo, el afán por la conquista del Tahuantinsuyo y el miedo de ser atacado los llevó a tomar de decisión de decapitar al Inca el 26 de julio de 1533. Posteriormente, anclaron en la ciudad del Cuzco para lograr su conquista.

Por último, los españoles lograron la conquista del Tahuantinsuyo o Imperio Inca, considerado el más grande de América. Teniendo la ayuda de los cañaris como aliados. Así, terminaron completamente con este caudillaje en 1572 con la muerte de Túpac Amaru.

Leave A Reply