Imperio Inca o Tahuantinsuyo

El Imperio Inca o Tahuantinsuyo es considerado el importante de América, debido a su notable expansión desde el siglo XIII d.C. Dominando a más de 12 millones de habitantes, distribuidos en Perú, Ecuador, Argentina, Colombia, Bolivia y Chile. Toda la organización política, economía que impusieron los Inca, los llevó a ser catalogado el Estado más poderoso e importante ante la presencia de la colonización española. Para saber un poco más sobre este Imperio, continúa leyendo.

Orígenes de los Incas

La organización social del Imperio Inca fundó sus bases en criterios religiosos. Pues, los gobernantes argumentaban venir de la divinidad y tener un carácter sagrado. Incluso, algunos atribuyen el origen y la expansión Tahuantinsuyo a las participaciones de sus ídolos.

Entre las historias mitológicas más reconocidas, se encuentran las expuestas por los historiadores Áyar y Mama Ocll.

Fase de expansión

La expansión del Imperio Inca o Tahuantinsuyo se divide en dos fases. Sin embargo, en ambas fase establecieron alianza con los gobernadores de los territorios que conquistaban. Lo cual le permitían mantener la organización y preservar algunas costumbres propias de las pequeñas comunidades.

Primera fase

La prima expansión de Imperio Inca comenzó con el dominio del Cuzco y, luego se fue extendido por todas las comunidades vecinas. Es decir, se consolida la elite del gobierno Inca.

También, se organizó en dos sectores. El primero denominado Hanan, que estaba integrado por los militares y el segundo llamado Urin conformado por las sociedades religiosas.

Segunda fase

Este periodo corresponde a la expansión Inca a lo largo del siglo XV. Pues, se dedicó a conquistar otras culturas como, los collas, huancas, chinchas, chanca, entre otros.

De esta manera, lograron dominar y controlas los recursos de otros pueblos, por medio de centros administrativos que tenían conexión vial.

Además, diseñaron un sistema contable muy efectivo y organizado. El cual le permitía administrar todos los gastos y las riquezas conquistadas. Sin embargo, algunas civilizaciones le permitían mantener su autonomía y desarrollo económico.

Dualidad andina

Todas las culturas andinas ancestrales creían en la dualidad de todos los aspectos de la vida. Incluso, las terminologías Urin y Hanan simbolizan bajo y alto, respectivamente. Lo cual hace referencia que la visión del mundo que se divide en dos partes.

En consecuencia, tenían la convicción que el hombre andino visualizaba al mundo en dos partes opuestas, las cuales se completaban entre sí. Con base a esta hipótesis, se creó la cuatripartición que dividía en dos partes de dualidad, para obtener 4 divisiones que formaban el Tahuantinsuyo.

Gobernantes incas

Los gobernantes Incas eran en total 13. Los cuales se dividían en Imperio Legendario e Imperio Histórico. A continuación, se muestra cada uno de ellos.

Imperio legendario

  • Mayta Cápac
  • Yáhuar Huácac
  • Lloque Yupanqui
  • Manco Cápac
  • Sinchi Roca
  • Inca Roca
  • Cápac Yupanqui
  • Viracocha Inca

Imperio histórico

  • Pachacútec
  • Túpac Yupanqui
  • Huáscar
  • Huayna Cápac
  • Atahualpa

Muchos investigadores expresan que algunos gobernadores fueron excluidos de la historia. Se considera al Imperio Inca como una diarquía, donde el emperador principal compartía el poder con su hijo mayor o hermano. Pues, la lista que se mostró muestra una dinastía durante los primeros tiempos.

Organización incaica

Una de las principales razones de la expansión del Imperio Inca o Tahuantinsuyo es la organización que tuvieron. Especialmente en el campo económico, religioso y social.

Organización económica

Algunos historiadores del siglo XVI piensan que los Inca tenían una organización económica que se basaba en la equidad de los recursos. Además, contaban con abundante ganadería y agricultura. De esta manera, consiguieron erradicar la pobreza y el hambre en todos los pueblos que conquistaban.

No obstante, la económica implantada por este Imperio se basaba en un sistema de múltiples reciprocidades. Lo cual permitió un intercambio del trabajo que se organizaba por medio de relaciones parentales.

En la cultura Tahuantinsuyo no había un sistema monetario, pues el comercio, el tributo y el mercado se daban por medio de intercambios o trueques. En consecuencia, los niveles de pobreza de una comunidad dependían de la mano de obra de sus habitantes y no de los bienes que se poseían de manera individual.

Organización social

El Imperio Inca o Tahuantinsuyo no consideraba al hombre un ser individual, sino que formaba parte de una comunidad o grupo social. Pues, su valor radicaba en el grupo que lo conformaba.

No obstante, la sociedad estaba organizada a través de estatus sociales, la cual tenía una jerarquía. Entre esta se encuentra; la nobleza parental, la nobleza privilegiada, el pueblo, los mitimaes y los yanacunas.

Es importante resalta, que el Imperio Inca es militar. Por lo tanto, fue organizado por medio de sus conquistas. Contaba con un gran ejército que se basaba en la alta moral y la disciplina.

La religión

Al igual que la mayoría de las culturas indígenas, el Imperio Inca era politeísta. Pues, adoraban diferentes dioses que estaba representados por elementos de la naturaleza. Por eso, la religión dirigía casi todos los ámbitos de su vida. Incluso, los gobernantes se regían por algunos ídolos y se crean que eran seres divinos.

Además, durante los rituales dirigidos por los sacerdotes empleaban algunos productos agrícolas como la hoja de coca, el maíz, la concha marina, entre otros. Acostumbraban hacer celebraciones o ceremonias después de recoger las cosechas y en los cambios climáticos.

Entre algunos de los dioses que adoraban se encuentran; Huiracocha, Pachamama, Pachacámac, el Sol y la Luna.

Crisis del Tahuantinsuyo

La muerte del Inca Huayna Capac, dio inició a un proceso sucesorio lleno de conflictos entre Atahualpa y Huascar. Incluso, combatieron entre ellos para adquirir el poder. Trayendo como consecuencia muerte, destrucción y epidemias en el Imperio Inca, debilitándolo por completo.

Aunado a esto, la invasión de los españoles al territorio Inca contribuyó con la muerte del líder Atahualpa. Quien fue asesinado por ellos, debido a sus creencias religiosa y por el miedo a su oposición a la conquista.

Finalmente, la caída del Imperio Inca o Tahuantinsuyo no representa su desaparición. Debido a que, muchas de sus costumbres y tradiciones permanecen intactas. Logrando sobrevivir durante mucho tiempo. Por esta razón, es considerado el más grande Imperio de América que debe preservarse, ya que tiene un valor milenario.

Leave A Reply